Regulación de sesgos en los juguetes

Desde la infancia más tierna nuestros hijos están siendo bombardeados con sesgos de roles de sexo. Uno de ellos consiste en asignar roles de sexo a las ocupaciones y profesiones. Lo más habitual es que en juegos tipo diorama, las profesiones de alta cualificación arquitecto con planos, ingeniero, médico (a pesar de que en las profesiones sanitarias hay más mujeres que hombres), se representen con muñecos de sexo masculino. Lo mismo ocurre con roles y profesiones asociadas a la aventura (astronauta, buceador...). Y los muñecos de sexo femenino siguen asignándose a roles de madre con niños o tareas del hogar.

No sólo esto, sino que la utilización del color también puede ser una forma de agresión. No sé si de forma innata los niños tienen preferencia por unos colores y las niñas por otro o es un condicionamiento social. Pero sí es cierto que aún hoy se sigue identificando lo dirigido a niñas con el rosa y lo dirigido a niños con el azul. Hace poco, un amigo me comentó como su hija, poco mayor que un bebé, escogía entre varios juguetes que le daban a elegir una plancha, sin saber qué era, por el mero hecho de que era rosa y ese color le gustaba más. El color le estaba condicionando una asociación con la plancha.

Creo que debería haber una comisión que estudiara estos factores inductores para:

  • Desde una perspectiva más intervencionista: establecer una regulación de compañías y productos destinados a la infancia que garantizara una representación equitativa de roles: por ejemplo, obligación que de que para cada muñeco que represente una profesión se hagan tiradas iguales de dos modelos, uno masculino y otro femenino. Así tendríamos mujeres astronautas, arquitectas, médicas y también hombres cuidando de niños, haciendo de modelos o planchando. O también garantía de que cualquier juguete que se lance con un color asociado hoy en día a un sexo, se tenga que lanzar por obligación también con el color asociado al otro.
  • Otra posibilidad menos intervencionista, basada en reputación, sería la realización de una clasificación pública en base a criterios objetivos de sesgos en compañías y productos orientados a la infancia, como describe la idea: Sello ministerial de juguetes neutros.
  • Y una solución intermedia sería la de aplicar descuento fiscal, o mayor tasa fiscal en función de la calificación de sesgo, del mismo modo que se aplican distintas tasas a vehículos más o menos contaminantes.

Foto tomada de: : http://cajadeclicks.blogspot.com/2016/03/dia-de-la-mujer-trabajadora.html

Adjuntos

  • 228
  • 2
  • 5

Creado por

Paul Forrester

Paul Forrester

Estado del ciclo de vida

Recibida

Recibida

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

2 comentarios

  • Katia Anton Navas

    Me parece una idea extraordinaria! A mi de pequeña y a mi hermana nos encantaba con coches en miniatura, los garages, los lego me apasionaban...y también tenia pin y pon, barbies...de todo! a los niños y niñas les gustan todo tipo de juguetes, son los adultos (no se bien porque...) los que les inducen a que quieran unos u otros. La mentalidad global tiene que cambiar en este aspecto( y en muchos otros) porque es absurdo y contraproducente para niños y niñas que se les diga que querer o no querer en vez de dejarles ser ellos y ellas mismas.

  • Community Manager

    Muchas gracias por tu aportación. Cada vez más se pone de manifiesto la necesidad de reflexionar sobre los sesgos de género en el uso de los juguetes infantiles con el fin de fomentar la igualdad en la infancia.

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información