CORRESPONSABILIDAD EN EL DISFRUTE DEL PERMISO DE PATERNIDAD

imagen

La igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres es un derecho básico de las personas trabajadoras. El derecho a la igualdad de trato entre mujeres y hombres debe suponer la ausencia de toda discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo, y, especialmente, las derivadas de la maternidad, la asunción de obligaciones familiares y el estado civil.

El derecho a la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres supone, asimismo, su equiparación en el ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de las obligaciones de tal forma que existan las condiciones necesarias para que su igualdad sea efectiva en el empleo y la ocupación.

El Real Decreto RDL 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, amplía los permisos por nacimiento y cuidado del menor con el objeto de equiparar progresivamente en tres años el permiso en 16 semanas.

En la actualidad a pesar de las medidas adoptadas tras la publicación del Real Decreto 6/2019, de 7 de marzo, el embarazo o la maternidad siguen pudiéndose convertir en hechos que discriminen y limiten a la mujer en su carrera profesional, así como en el logro de oportunidades por no asumir el hombre el papel de corresponsabilidad de la vida personal y familiar  que le corresponde.

Todos nos hemos encontrado con ciertos casos, en los cuales los padres (o segundo progenitor) decide disfrutar la mayor parte de su permiso de forma conjunta con su cónyuge, lo cual implica un retroceso al impedir que mejore el entorno familiar en el momento de incorporación de la madre al trabajo.

En mi opinión, si el permiso de paternidad se distribuye de forma simultánea al de la madre, al final de las 16 semanas la mujer se encontraría con las mismas dificultades para compaginar el trabajo y su responsabilidades familiares que antes de equiparar los permisos de maternidad y paternidad.

El reto planteado consiste en definir qué medidas pudieran complementar el Real Decreto, con el objeto de incentivar que la baja paternal (o del segundo progenitor) no coincidan con la baja maternal (o del primer progenitor), de tal manera que se alargue al máximo posible la estancia con el recién nacido y se facilite la incorporación de la mujer en las mismas condiciones que el hombre.


Adjuntos

  • 11
  • 1
  • 0

Creado por

ROSA SANCHEZ BRAVO

ROSA SANCHEZ BRAVO

Estado del ciclo de vida

Recibida

Recibida

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

1 comentario

  • Community Manager
    20 de septiembre 11:45

    Muchas gracias, Rosa. Así es; el padre, en la actualidad, tiene derecho a ocho semanas de permiso de las cuales las dos primeras deberá disfrutarlas de forma ininterrumpida inmediatamente tras el parto, con un incremento progresivo que llevará al 2021 a la posibilidad de disfrutar de 16 semanas en total equiparándolo con el permiso maternal. Efectivamente, como bien dices, el reto está en la posibilidad de impulsar iniciativas que fomenten el disfrute de ese permiso de forma alterna para que ambos progenitores asuman las mismas responsabilidades.

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información