Licencia Especial retribuida y cambio de normativa.

Toda empresa comprometida con la causa,en el momento del nacimiento de un bebé debería conceder una licencia retribuida al progenitor de una semana de duración, a contabilizar desde el día del nacimiento, sin perjuicio e independientemente de la licencia legal de paternidad.

Así el padre podría implicarse en los primeros cuidados del bebé ,ayudar en la recuperación de la madre y realizar las tareas básicas del hogar.

Tras esta licencia especial se empezarían a contabilizar los permisos de paternidad y maternidad legales y adecuandose al calendario que se haya acordado en la pareja con ciertas especificaciones:

 *Los progenitores dispondrán a su elección de hasta tres semanas consecutivas de coexistencia entre ambos. Se podrán disfrutar en cualquier momento.
 * El resto de días de licencia se deberán disfrutar por separado, cada uno de los progenitores, para que así, ambos desarrollen el papel protagonista en el cuidado del bebé.
Las licencias de maternidad y paternidad deberán ser de obligado cumplimiento y aquella persona que renuncie a ella la empresa deberá notificarlo a la administración y penalizar en un decremento del 40% en el salario de la persona renunciante durante este periodo.

Si por causas especiales no se pudiera disfrutar de estos permisos en los tiempos indicados se podría solicitar un periodo de “prorroga” de un año, justificando el motivo causante.

  • 15
  • 0
  • 0

Creado por

Victoria Moyano

Victoria Moyano

Estado del ciclo de vida

Recibida

Recibida

Tags

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información