Remunerar horas extras como estímulo a la conciliación

Son muchas las empresas que exigen a sus empleados numerosas horas de trabajo por encima de las estipuladas en su contrato laboral y que luego no son remuneradas.

Esto, además de un dilema ético, plantea un claro problema para la conciliación de la vida profesional y personal. Cada trabajador intenta acoplar su trabajo, necesario, a cumplir con las obligaciones de su vida personal, que se multiplican cuando uno tiene hijos.

Cuando alguien que es padre o tiene a su cargo a algún descendiente tiene que trabajar horas extras se le plantea el programa de qué hacer con esas personas que dependen de sus cuidados. Y en muchas ocasiones, tiene que tirar de un cuidador para cubrir esos huecos que, cuando no es un familiar, supone un gasto que con los sueldos de hoy muchas familias directamente NO pueden permitirse.

Por eso creo que pagar las horas extras podría facilitar la conciliación, pues dotaría a las personas con hijos de un dinero extra para poder contratar, en caso de necesidad, a personas para cuidar de sus hijos.

  • 59
  • 5
  • 4

Creado por

Ziggy Stardust

Ziggy Stardust

Estado del ciclo de vida

Necesita mejorar

Necesita mejorar

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

5 comentarios

  • Ziggy Stardust
    16 de mayo 10:14

    Hola Cristina,
    estoy de acuerdo, no se trata de contratar a terceros para cuidar de tus hijos, sino hacerlo tu mismo, lo cual tiene mucho de responsabilidad y obligación moral (también, por supuesto, de altruismo, generosidad...); pero la realidad es la que es, y las horas extras (no remuneradas, al menos hasta la entrada del reciente RD, y ahora veremos...) son el pan común de muchas empresas, por falta de productividad, infradimensionamiento de la plantilla para a donde se quiere llegar, presentismo; etc; creo que no hay que ser quijotesco, y que a veces quizá deba imperar el pragmatismo. Si, al menos a corto, la situación es la que es -y, repito, no es la mejor-, demos al menos a la gente recursos para poder abordarla. En todo caso, gracias por tu punto de vista, el cual comparto, y por comentar la idea.

  • Cristina Sancho
    16 de mayo 10:08

    No creo que fomentar la realización de horas extra (que siempre han de ser remuneradas) estimule la conciliación, más bien al contrario. Las horas extra deberían ser, como su nombre indica, extraordinarias y responder a picos momentáneos de sobrecarga de trabajo. Contratar a cuidadores para poder trabajar fuera del horario ordinario no es, a mi modo de ver, una práctica recomendable. Sí lo es, en mi opinión, fomentar la flexibilidad horaria, el trabajo por objetivos, el tele-trabajo (cuando el puesto lo permita y la buena marcha del negocio lo aconseje), que nos ayuden a atender a nuestras familias dignamente.

  • stephiezweifel
    14 de mayo 15:41

    Es una idea de mucha lógica para tener el poder adquisitivo correspondiente para la contratación de una persona que pueda cuidar a niños o un mayor pero esto no impulsa la verdadera conciliación en las empresas. Se debería promover internamente un cambio cultural para flexibilizar las jornadas y asi dar oportunidad al cuidado de personas dependientes.

  • Luis Maria Castro Álvarez
    30 de abril 10:25

    Me parece un concepto que las empresas españolas deben estudiar con seriedad, en su camino hacia la convergencia con las mejores y más eficientes empresas del Mundo.

    No estamos hablando de un asunto relacionado con la bondad, ni con la transformación de las compañías en ONG`s para sus empleados, como pueden pensar algunos (pocos) empresarios.

    El objetivo de retribuir las horas extras debe ser "egoísta" para la empresa, dado que debe desembocar en una mayor eficiencia/productividad: todas esas horas deben estar justificadas y deben aportar valor a la compañía, no restárselo.
    Adicionalmente debe favorecer, como bien dice Ziggy, una mejor conciliación de los empleados. Porque, ¿Qué estrategia empresarial puede pasar por no tratar de tener más contentos y por tanto más proclives a aportar valor, a sus empleados?.

  • Community Manager
    24 de abril 15:00

    Gracias por tu aportación. De hecho es un punto a tener en cuenta ya que es una realidad muy común que choca con el artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores que define las horas extraordinarias como aquellas horas de trabajo que se realicen sobre la duración máxima de la jornada ordinaria y que pueden ser abonadas o compensadas por tiempos equivalentes de descanso retributivo.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información