Saltar al contenido

CONCILIACIÓN DEL TIEMPO DE VIDA Y PARTICIPACIÓN DE LOS HOMBRES

Las mujeres son responsables de dos tercios de las tareas domésticas y dedican tres veces más tiempo al cuidado de los niños. Crear las condiciones para compartir equitativamente las tareas familiares y domésticas entre mujeres y hombres es esencial para la conciliación. 

1) Dar los medios a todas las mujeres para trabajar después del nacimiento de un hijo.

Crear muchas guarderías para niños pequeños. Garantizar las comidas escolares y la recepción de los niños hasta las 18.30 y durante las vacaciones escolares, mejorando la formación y el estatuto del personal que cuida de los niños en los colegios.

2) Ayudar a los papas a involucrarse en la vida familiar.

Estamos bien encaminados con la licencia por paternidad q en 2 años ya estará igualada a la de mujeres pero siempre se puede mejorar

- Presentar un permiso parental de un año, compartido entre ambos padres y pagado hasta el 80% del salario con un tope. 

- Establecer una campaña para promover el reparto equitativo de las tareas diarias del hogar y la familia entre mujeres y hombres.

- Reconocer a los padres el derecho a reclamar tiempo para sus hijos y poder planificar la organización del trabajo.

- Poner fin a las excesivas horas de trabajo impuestas y al culto al presentismo, limitar los horarios atípicos.

3) Facilitar la conciliación para el apoyo a los familiares dependientes.

Ayudar a hombres y mujeres activos que apoyan a un familiar dependiente.

- Fortalecer el sistema público de atención profesional a personas mayores en el hogar.

- Establecer un derecho a la organización del tiempo de trabajo para proporcionarles la asistencia adicional necesaria sin interrumpir su empleo.

  • 31
  • 2
  • 0
Creado por
Macgyver
Estado del ciclo de vida

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

2 comentarios

  • Flexibilidad horaria:
    Según el Instituto Nacional de Estadística, un 47,4% de mujeres trabajadoras realizan todos los días actividades de cuidado y educación de sus hijos o nietos, frente al 31,5% de hombres. De igual modo, un 77,5% de mujeres realiza todos los días actividades de cocinar y tareas domésticas, frente a un 32,9% de hombres.

    Respecto a las parejas sin hijos, las mujeres trabajadoras dedican 16,4 horas a la semana a trabajo no remunerado (personas con dependencia, tareas del hogar…) por 8,7 horas de los hombres.

    Finalmente, los hombres trabajadores con pareja e hijos, dedican 20,8 horas a la semana para este tipo de tareas, por 37,5 horas de las mujeres. Es decir, prácticamente el doble.

    La citada flexibilidad horaria permitiría, por una parte, una optimización en el uso y reparto del tiempo de la mujer trabajadora, principal sostén del hogar; pero, también, y no menos importante, al ser una medida que también afectaría a los hombres, permitiría una mayor implicación de estos en las tareas del hogar, cuidado de menores y personas dependientes.

  • En general me parece que tu idea toca demasiados temas, todos de gran interés e impacto, pero creo que de cara a impulsar una iniciativa, sería mejor concretar en una única idea a poner en marcha y desarrollarla.
    Muchas gracias por tu aportación y el enfoque más global que planteas.

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información