Huir de un feminismo que sea excluyente

imagen

Si el feminismo es el apoyo a que tanto hombres como mujeres tengan las mismas oportunidades y derechos en cualquier ámbito está claro que puede (y debe) ser una causa compartida por ambos.

Por contra, el machismo es "una forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón" (RAE) y, por tanto, difícilmente compartible por hombres y mujeres.

Ayer un periódico publicaba la siguiente noticia sobre escuelas segregadas por sexo en Islandia, un recurso que el artículo relacionaba con el hecho de que el país sea un ejemplo en igualdad.

Sin entrar a que me parezca o no conveniente el modelo de segregación, y poniendo por delante el derecho de los padres a elegir el modelo educativo de sus hijos, sí que me pareció significativo el modo en que su impulsora defendía esta opción (y su contribución a una igualdad real).

Según su opinión, este modelo es válido porque “ellas [las niñas] son más rápidas y capaces aprendiendo [que ellos]" y, en base a experiencia, ellos "van por detrás".

Fuera de opiniones personales, el artículo resalta cómo la escuela trabaja sólo con ellos "el enseñar a comunicarse, a que hablen de sus sentimientos, y a que se hagan cargo uno de los otros". También el que desarrollen tareas como el que "se peinen entre sí".

A mi juicio, el artículo pone de relieve un modelo de feminismo eminentemente basado en la exclusión del hombre, que paradójicamente se sustenta sobre estereotipos de género (ellos tienen dificultad para hablar emociones, tienen que realizar tareas femeninas según arquetipos) y, más grave aun, que por naturaleza afirma que el hombre tiene menos capacidades, o al menos en la infancia (según se mire, la observación es todavía más reprobable por tratarse de niños).

Quien tenga hijos sabrá que cada niño/niña tiene sus tiempos, y creo que en buena parte compartirá -los tenga o no- que la singularidad es uno de los pilares de todo ser humano, que la diversidad es riqueza y que el ser hombre o mujer no va inexorablamente ligado a unas habilidades o capacidades concretas.

Hace cosa de un año, un eurodiputado polaco fue duramente reprobado (con razón) por sus repugnantes comentarios en la Cámara Europea en defensa de la brecha salarial por, a su juicio, tener la mujer menos capacidad intelectual.

Sin ánimo de polemizar con mi idea, y siendo la del eurodiputado una ofensa de palabras mayores, creo que en la comunidad podríamos debatir -es el objetivo de este reto- sobre si, en ocasiones, no tenemos una distinta vara de medir cuando declaraciones como las de la noticia nos parecen adecuadas y las incorporamos a un feminismo compartido por hombres y mujeres, que en teoría propugna la igualdad real y las mismas oportunidades para todos.

¿Cómo hombres y mujeres podemos remar juntos hacia la igualdad?
¿Cómo podemos desterrar los pegajosos estereotipos de género?

  • 44
  • 1
  • 1

Creado por

Mmartinez

Mmartinez

Estado del ciclo de vida

Recibida

Recibida

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

1 comentario

  • angel panero de la cruz
    10 de abril 15:16

    Me parece interesante tu idea, que igual que el machismo se utiliza muchas veces como insulto, no suceda lo mismo con el feminismo.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información