Desgración del coste del servicio doméstico y cuidadores del IRPF

imagen

Al igual que las empresas desgravan el salario de sus trabajadores, las personas físicas deberían poder hacer lo mismo cuando se convierten en empleadores, cosa que sucede en los contratos de empleados del hogar y cuidadores. Esto tendría un doble efecto: favorecer la conciliación y fomentar la regularización de los/as empleados/as del hogar.

 Actualmente los horarios laborales hacen casi imposible la conciliación sin reducir la jornada laboral. Si a ello le sumamos las labores domésticas, tener una jornada laboral regular y tiempo de calidad con los niños es prácticamente  imposible si no se cuenta con alguien que realice las labores domésticas y que pueda dar soporte con la logística de los niños, como puede ser con el acompañamiento y recogida del centro escolar. El esfuerzo económico que supone una contratación así hace sin embargo que esta no sea una opción viable para la mayoría de familias. Sin embargo, si el salario y cotizaciones del empleado desgravaran en el impuesto de la renta, como hacen en el impuesto de sociedades o pueden hacer los autónomos, muchas mujeres (y aquí pongo intencionadamente mujeres porque los casos de hombres son muy excepcionales) dejarían de plantearse el dejar de trabajar porque prácticamente están pagando lo mismo a quien cuida a los niños que lo que cobran con su trabajo. 

  • 54
  • 1
  • 0

Creado por

Luisa Azpeleta

Luisa Azpeleta

Estado del ciclo de vida

Recibida

Recibida

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

1 comentario

  • Community Manager
    27 de marzo 15:39

    Uno de los temas que abordarmos, sin duda, son medidas que ayuden a facilitar la conciliación.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información