Aumento del salario y del prestigio social para profesoras, enfermeras, asistentes sociales...

imagen

Hay profesiones elegidas mayoritariamente por mujeres: profesoras, enfermeras, asistentes sociales, terapeutas ocupacionales, auxiliares de geriatría... 

Son profesionales fundamentales para la Sociedad. En sus manos está el futuro de las nuevas generaciones y la salud y el bienestar de las actuales. Sin embargo, no gozan ni del prestigio ni de la remuneración que corresponde a su transcendencia. 

Debemos preguntarnos si esta circunstancia, de falta de correspondencia entre la importancia social y el prestigio, se debe, precisamente, a que son profesiones tradicionalmente femeninas; si sus, a veces, precarios salarios, son una rémora de un pasado en el que las mujeres no eran consideradas responsables del sustento familiar y, por tanto, su sueldo no se relevante. 

Esto es más paradójico cuando es el Estado el principal contratador de dichas profesiones. 

Por tanto propongo que se hagan campañas para prestigiar estas profesiones; que las que corresponde, como enfermeras o maestras, sean consideradas autoridad pública y se les procure un  aumento salarial acorde con su importancia para la Sociedad.

Adjuntos

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

2 comentarios

  • Community Manager
    25 de marzo 17:44

    Interesante aportación, Marisa, para incidir más en el fenómeno de la feminización de algunas profesionales, como bien planteáis, aún no tienen el mismo reconocimiento.

  • Paul Forrester
    25 de marzo 10:53

    Estoy totalmente de acuerdo en que hay que valorar estas profesiones y que, en mucho casos, deberían estar mejor remuneradas. Creo que también habría que abordar la cuestión desde la perspectiva de estudiar por qué no hay más hombres en ellas e intentar incentivarlos, de la misma forma que hay que incentivar a las niñas a cursar carreras STEM. Si no, los niños acaban viendo siempre un referente femenino en las tareas de cuidados y educación y acaban interpretando que ese es el rol de la mujer. Pienso que hay que conseguir también nivelar la participación de ambos sexos en estas profesiones. Hay estudios que dicen que uno de los factores que hay en la brecha salarial es que los hombres son más reivindicativos y asertivos en general. Esto también podría contribuir al mayor reconocimiento y remuneración de las profesiones.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información